Rinoplastia

Rinoplastia, una nariz bonita

Definición

Muy popular y ampliamente practicada en todo el mundo, la rinoplastia es una de las cirugías estéticas más realizadas tanto en hombres como en mujeres. La nariz desempeña un papel tan clave en los cánones de belleza que basta la más mínima desviación de las normas estéticas para convertirse en una fuente potencial de daños morales y ansiedad. La cirugía plástica ofrece una solución permanente a este problema mediante la rinoplastia, cuyo objetivo es devolver a la nariz su antiguo esplendor corrigiendo sus imperfecciones, o devolviéndole su forma original, especialmente en el caso de víctimas de accidentes y traumatismos violentos que hayan causado graves daños en la nariz. Una mirada retrospectiva a una intervención quirúrgica de gran éxito.

Rinoplastia y septoplastia, ¿cuál es la diferencia?

Aunque la mayoría de las operaciones de rinoplastia se realizan por motivos estéticos, cabe señalar que la cirugía de la nariz dista mucho de limitarse a esta función plástica. Hay otras buenas razones para someterse a una rinoplastia. Este recurso quirúrgico puede estar justificado por una necesidad terapéutica o funcional, como en el caso de las septoplastias, también conocidas como rinoseptoplastias, cuyo objetivo es rectificar anomalías del tabique nasal u obstrucciones de las vías respiratorias nasales.

Sea cual sea el motivo (y siempre tiene que ser un buen motivo) de la rinoplastia, el objetivo general de esta operación quirúrgica es cambiar la función, la estructura y el aspecto de la nariz. Hay una docena de casos y disfunciones que requieren una rinoplastia. Este procedimiento quirúrgico tiene la ventaja de resolver definitivamente los problemas estéticos y funcionales asociados a la nariz.

¿Existe una edad ideal para someterse a una rinoplastia?

Este tipo de operación estética en la nariz no puede llevarse a cabo hasta que se haya completado el crecimiento óseo y cartilaginoso de la cara, es decir, el paciente debe tener entre 16 y 18 años antes de que pueda realizarse una rinoplastia.

Sin embargo, una operación de este tipo no debe considerarse a la ligera, ya que la «madurez ósea» no significa que un joven haya alcanzado la madurez psicológica al salir de la adolescencia. Por consiguiente, la edad indicada anteriormente sigue siendo ante todo una indicación médica puramente teórica, y en ningún caso debe realizarse una operación de nariz por capricho o por razones de moda, que al fin y al cabo son temporales y muy contextuales.

Rhinoplastie1

Rinoplastia

¿Por qué someterse a una rinoplastia estética?

Es obvio decir que una cara bonita necesita una nariz bonita. La cirugía plástica es un procedimiento de eficacia probada para remodelar y reconstruir la nariz. Tanto si se deben a razones congénitas que desfavorecen la nariz (nariz aguileña, camus, nariz convexa, nariz respingona, etc.) como si son el resultado de accidentes o golpes violentos, las disfunciones estéticas que afectan a la forma de la nariz pueden rectificarse de forma permanente con una rinoplastia. En cambio, los pacientes con una nariz demasiado fina o ahuecada pueden someterse a una rinoplastia para aumentar el volumen de la nariz con el fin de corregir anomalías estéticas y ponerla más en consonancia con el resto de la cara. En resumen, la rinoplastia puede utilizarse para mejorar una serie de anomalías estéticas, entre las que se incluyen las siguientes:
  • Reducción de la giba nasal
  • Levantar la punta de una nariz caída
  • Reducir una nariz demasiado larga o demasiado grande
  • Corrección de una nariz torcida o asimétrica
  • Reconstrucción de la estructura ósea de la nariz (cartílago, tejido, etc.)

¿Cuáles son las etapas de la rinoplastia?

Antes de proceder a la operación propiamente dicha, es necesario, como en cualquier intervención quirúrgica, mantener una consulta con el cirujano para diagnosticar con precisión cualquier contraindicación y tener la certeza de que los deseos estéticos del paciente se ajustan a la realidad fisiológica. La rinoplastia no es una operación sencilla, y la habilidad y experiencia del cirujano son decisivas para conseguir la nariz perfecta que desea el paciente. Realizada bajo anestesia general, la rinoplastia puede llevarse a cabo mediante dos procedimientos muy diferentes. Como cada nariz es única, estas técnicas se adaptan y personalizan para cada caso. El primer método consiste básicamente en una serie de incisiones realizadas en el interior de la nariz (método cerrado) a la altura de las fosas nasales o bajo el labio superior. La ventaja de este procedimiento es que las cicatrices son completamente invisibles. El segundo método consiste en realizar incisiones en la columela para acceder fácilmente a la estructura interna de la nariz. Una vez realizadas las correcciones, se suturan las incisiones con hilo fino absorbible. Por último, se aplica un apósito moldeador como preparación para la finalización de la intervención quirúrgica con la colocación de una férula. Su objetivo es mantener y proteger la nueva estructura nasal.

¿Qué efectos postoperatorios cabe esperar tras una operación de nariz?

Las cicatrices son completamente invisibles en el caso de la cirugía realizada con el método cerrado antes mencionado. La hinchazón y los hematomas estarán presentes durante unos ocho días antes de desaparecer por completo de la zona de la cara situada entre la nariz y los párpados. Se aconseja dejar unos diez días de convalecencia antes de reincorporarse al trabajo con normalidad.

¿Qué resultados puedo esperar de una rinoplastia?

Una vez finalizada la cirugía de nariz, los resultados se irán apreciando gradualmente. Aunque algunos cambios en las partes prominentes de la nariz son visibles con bastante rapidez tras la retirada de la férula protectora, los cambios importantes comenzarán a aparecer a los tres meses de la intervención. En cuanto al resultado final, es posible que deba tener paciencia entre seis meses y un año.

Esta espera bastante larga puede explicarse por varios factores, entre ellos la elasticidad de la piel y su estructura (fina o gruesa), por no mencionar el tiempo necesario para que la epidermis se adapte a la nueva estructura ósea de la nariz.

Fotos de rinoplastia antes y después

Precios de la rinoplastia estética en Túnez, Turquía, Marruecos y Francia

Viajar al extranjero para someterse a una operación de cirugía estética es cada vez más popular. Esta popularidad se explica por los precios más bajos que se cobran en el extranjero y por la calidad de la atención, que es equivalente e incluso mejor que los niveles europeos.

El coste de la rinoplastia varía en función de la reputación de la clínica y del cirujano que realice el tratamiento. En Francia, el coste de una rinoplastia comienza en unos 4.000 euros, pero puede ascender a unos 8.000 en función de sus necesidades particulares.

En comparación con los precios de los destinos de turismo médico, el precio de una rinoplastia en Francia se considera demasiado elevado.

Países como Turquía, Túnez y Marruecos ofrecen una atractiva combinación de bajos costes, médicos de renombre mundial e instalaciones de vanguardia. Estos elementos suelen agruparse en paquetes «todo incluido» que cubren su alojamiento, el servicio de transporte al aeropuerto y los traslados de ida y vuelta a la clínica, así como todos los gastos relacionados con la operación (cuidados postoperatorios).

Tabla comparativa de precios de rinoplastia en Túnez, Turquía, Marruecos y Francia

Precio de la rinoplastia en Túnez

Tarifa rinoplastia Turquía

Coste de la rinoplastia Marruecos

Precios rinoplastia Francia

2 100 €

2 400 €

2 700

4 000